Blogia
Blog de Patxi

Maratón de Montaña de Santa Cristina d'Aro.

Maratón de Montaña de Santa Cristina d'Aro.

LA MATXACUCA.

El pasado 8 de diciembre disputé la III Marató de Muntanya de Santa Cristina d’Aro, pero con dos kilómetros más de añadido ya que, en vez de correr los 42km al final salieron 44km.

La salida fue rápida para tratarse de una maratón, y más si es de montaña. Yo me dejé viciar un poco por la adrenalina compartida del grupo que encabezaba la prueba, pero a los tres kilómetros puse la “velocidad de crucero” para acomodarme y dosificar fuerzas para lo que me venia, y hice bien.

De la pista rápida, el circuito tomo forma poco a poco en unas trialeras en subidas cada vez más exigente, hasta el punto que, más que subir corriendo, escalábamos por rocas con unas vistas de la sierra de l’Alberà impresionantes, como impresionantes fueros las bajadas esquivando árboles, rocas y arbustos hasta llegar al primer avituallamiento.

Muchos kilómetros de pista llana, con algunos desniveles y allí empecé a encontrarme genial. Mi ritmo cogió confianza y junto a otro corredor que mantenía mi ritmo fuimos pasando atletas constantemente hasta llegar al segundo avituallamiento.

Bebí y comí algo sólido y eche a correr dejando a mi compañero desconocido atrás. Giro a la izquierda, después derecha y subida larga y dura hasta la cima de uno de los picos de esa espectacular sierra de l’Alberà.

Estoy solo, me conecto mi mp3 que tengo en mi Camelbag y disfruto a cada paso del mejor rock americano de los 90 (Bon Jovi, Aerosmith, Deef Leepard, Poison, etc) ahora si que no hay quien me pare.

En mi ascenso voy dejando atrás corredores que sin duda alguna cometieron el pecado de salir muy rápidos en la salida y ahora lo están pagando muy caro. Yo con mi música solo tengo que seguir mi ritmo y saber dosificar fuerzas ya que me queda la mitad de prueba y no sé que me depara el resto del circuito.

Al alcanzar la subida, empieza el descenso, me encuentro bien y arriesgo bajando muy rápido por las trialeras kilométricas. Los corredores que alcanzo se echan a un lado para dejarme pasar y no interferir en mi ritmo hasta que “otra vez toca escalar”.

Después de dejar atrás esas rocas empieza, después de un control de dorsales, una de las trialeras más divertidas, largas y técnicas que he corrido en mi vida. Saltando, agachándome para no comerme ramas, cruzando rieras y disfrutando del frondoso espectáculo de la naturaleza llego hasta otro avituallamiento, es el último.

Bebo agua, como algo y arranco a la caza de un pequeño grupo de 6 corredores que logro darles caza sin problemas, donde después e cruzar dos rieras entro en Santa Cristina d’Aro y finalmente a meta.

Tiempo final: 4.34:15.

Posición: 32 de 168 corredores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres