Blogia
Blog de Patxi

Al entrar en la plaza, parece que termine un episodio de tu vida para empezar otro. Es un estado de transición entre lo real y lo imaginado durante todos estos días.

Entre los peregrinos, visitantes y excursionistas que llenaban la plaza, veo una mano alzada que se ajita dando la bienvenida. Rostros conocidos en un escenasrio nuevo para mi. Mi mente tarda en relacionar esa situación, hasta que reacciona ¡¡NO ME LO PUEDO CREER!! Es mi mujer y entre los figurantes aparecen mis pequeñines Patxi y silvanilla gritando "PAPI". Más atras martín y Charo...

Este es un pequeño paso para mí, pero un gran paso para... mí también. Pongo el pié en el suelo y abrazo a mis hijos y mi mujer ¿La catedral? Es secundario.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres